Hormigón proyectado: Ventajas – Usos – Modo de aplicación

Hormigón proyectado

Los diferentes procesos realizados durante un trabajo donde se emplee el hormigón le dan vida o contribuyen a la aparición de nuevos tipos de este, por eso indagar dentro de esta amplia gama permite tomar decisiones asertivas respecto a lo que mejor se adapte a las necesidades del proyecto.

En medio de este estudio se encuentra el hormigón proyectado, donde se puede generar una gran diferencia del resultado, ejerciendo diversas acciones durante el proceso de aplicación, otorgándole una mayor variedad de aplicación para diferentes proyectos, esto solo se puede conseguir conociendo sus puntos fuertes e influencia del mismo.

No ofrecemos este tipo de servicio. El artículo es puramente informativo.

¿Qué es el hormigón proyectado?

Sin duda alguna el hormigón proyectado se basa en un proceso donde el hormigón se proyecta a gran velocidad sobre alguna superficie, a través de una manguera donde sale impulsado gracias al aire comprimido, lo que permite la constitución y adhesión de varios elementos constructivos sobre las edificaciones.

Este tipo de hormigón utiliza una mezcla relativamente seca, donde esta pasa a consolidarse por medio de la fuerza del impacto, debido a que se desarrolla la fuerza de compresión, la cual es parecida al hormigón normal o tradicional, llegando a obtener gran resistencia dependiendo la dosificación empleada.

La composición de este hormigón es extramente similares a las del tradicional, sobre todo cuando se compara la densidad, lo mismo sucede con la resistencia, compresión, cizallamiento, y tracción, el rendimiento termina siendo muy positivo, lo que lo distingue es su toque de impermeabilidad, incluso siendo fuerte a altas temperaturas heladas.

La principal característica del mismo consiste en la adhesión notable sobre la superficie durante la aplicación de este material, lo que permite obtener una gran cantidad de variedad de formas para ejercerlo sobre la superficie deseada, por lo que puede llegar a ser sumamente compatible con la mayoría de los proyectos existentes.

ejecucion hormigon proyectado

Ventajas

Para tomar en cuenta si resulta apropiado el uso del hormigón proyectado es necesario destacar sus puntos fuertes que se pueden obtener mediante su implementación, donde se encuentran las siguientes ventajas:

  • Práctica aplicación

No importa la altura, este material se podrá aplicar sin ningún problema, debido a que el concreto actúa en un adhesión muy rápida, volviéndose un especialista para sostener mayor cantidad de tiempo, por ello se abre la posibilidad de aplicarse sobre superficies de consistencia irregular.

  • Ampliamente flexible

La gran adherencia al substrato genera un gran atractivo para algún proyecto, se termina configurando como ampliamente flexible sobre el espesor de capa en sitio, de igual forma se puede reforzar por medio de fibra o malla, adaptándose a lo utilidad final que posea dicho proyecto.

  • Efectivo revestimiento

Se puede obtener un revestimiento con una amplia y distinguida capacidad de soporte frente a cargas rutinarias, es decir le hace frente a la intensidad de cualquier uso, sin formaletas, o con tiempos de espera extensos, por ello se posiciona como un método de construcción rápido y flexible.

  • Sumamente económico

A pesar de necesitar de un nivel de mecanización y son manipulados por especialistas, este material termina siendo muy económico dentro de la industria de la construcción, ideal para edificaciones superficiales como lo son los túneles, o alguna construcción subterránea también, por lo que su importancia se acentúa sobre las obras públicas.

El valor de poder contar con un elemento impermeable dentro de tus proyectos a un precio sumamente accesible, junto con características de resistencia y flexibilidad termina siendo una combinación importante por eso se ubica para usos como túneles ya que puede soportar una gran incidencia de temperatura.

  • Impermeabilidad absoluta

El aporte de un revestimiento que a la misma vez funcione como impermeable termina siendo indispensable para una obra hidráulica, porque al mismo tiempo se puede implementar como una forma de reparación o refuerzo frente a un proyecto, siendo un sistema eficiente y útil, siendo un arte que necesita de amplio conocimiento para usarlo.

muros en hormigon proyectado

Usos y composición

Por medio de la composición o propiedades del hormigón proyectado surgen diversas formas de implementación o aplicación, ya que sirve como lograr una estabilización frente a excavaciones bien sea en tunelería y sobre todo dentro de la construcción subterránea, además de obtiene un revestimiento de túneles y cámaras subterráneas.

De igual forma sucede sobre los medios como minas y galería, siendo también un aliado importante para realizar una reparación de concreto, para reemplazar una parte del mismo o reforzarlo, por eso termina siendo de gran utilidad para restaurar edificios de valor histórico, sobre todo como estructuras de piedra.

Como una opción de gran dentro de la reparación se implementa también para trabajos de sello de filtraciones, sin dejar a un lado la posibilidad de realizar estabilizaciones de zanjas y taludes, rindiendo protección como revestimiento, hasta también se ha usado como una capa para blindarse ante el desgaste.

Este tipo de material se puede utilizar sobre estructuras livianas, para posteriormente realizarle terminaciones artísticas para potenciar el lado visual donde reside su debilidad, ya que queda como un aspecto rústico, aunque paralelamente se aplica sobre verter grandes cavidades.

Aunque se debe tomar como precaución que este no se debe aplicar sobre piezas que se encuentren fuertemente armadas, porque se puede producir mayor rebote de árido, donde se origina la aparición de distintos huecos, por ello se debe humedecer la zona con anticipación donde se debe cerrar la salida producida entre el cemento y áridos.

Este se puede implementar por vía seca o vía húmeda, donde ambos ameritan previa confección de la mano del equipo mecánico, la primera consiste en la suma de áridos junto con humedad natural y cemento, mientras que la húmeda contiene previamente la cantidad de agua necesaria, por lo que no se debe agregar más.

Modo de aplicación

Dentro de la aplicación del hormigón proyectado se debe tener presente la aparición de un inconveniente habitual como lo es el rebote, donde se escapa una parte del árido grueso, por el impacto que se encuentra recibiendo sobre su soporte, donde se debe administrar el impacto de dicho rebote con amplia habilidad.

Las aplicaciones correctas en temas de cuantía es importante tener presente las siguientes estimaciones como el 5 a 15% sobre pisos o losas, mientras que del 15 a 30% en paredes inclinadas o verticales, mientras que del 25 a 50% sobre techos, esto en lo que respecta al rebote, donde se debe tener cuidado de no excederse del porcentaje de rebote.

Para reducir estas incidencias se debe tener mayor eficacia de la hidratación, manteniendo una estrecha relación entre agua y cemento, sin olvidarse de poner atención sobre la granulometría de los áridos, ya que todo influye notablemente en el resultado final como la velocidad y volumen de salida, o lo más mínimo como ángulo y distancia de impacto.

El tamaño de los áridos es superior a los 8mm o máximo a 16mm, donde se debe procurar mantener un manejo amplio por medio de la bombeabilidad y proyección del concreto, donde el proceso de lanzado termina siendo fundamental para su colocación, todo consiste en medir la fuerza en la que actúa el mismo donde se produce la compactación.

El único reto de manipular este tipo de material recae sobre conseguir que los materiales no se muevan de su posición al sufrir este impacto, siendo justamente lo que se viene desarrollando como ese efecto de rebote, donde se reitera que cada porcentaje de estos se puede regular con las destrezas técnicas que amerita este tipo de trabajo.

paredes en hormigon proyectado

¿Por qué elegir el hormigón proyectado?

La preferencia del hormigón proyectado recae por supuesto sobre el tipo de proyecto que se tenga en mente, ya que encaja mayormente con la minería, aunque por el tema impermeable es que termina cobrando más valor, de hecho termina mejorando ampliamente la resistencia de la contracción de fisuras plásticas.

Cuando se busca favorecer el anclaje esta es la decisión apropiada, sobre todo para lograr aumentar la resistencia del impacto y a la abrasión de igual forma, sin olvidarse de esta fuerza ante las manifestaciones térmicas, sobre todo frente al hielo o el deshielo al mismo tiempo.

Bajo la correcta manipulación se puede evitar un gran porcentaje de rebote del propio concreto, lo que puede significar un gran ahorro económico dentro de todo lo que implica una obra en cuanto a costes, del mismo modo el tiempo de construcción se vuelve más pulcro ya que se trata de una puesta en práctica de habilidad con ayuda de máquinas.

Puede ser concebida como una técnica distinta al resto pero muy efectiva, de eso no hay duda alguna, lo mismo sucede con las ventajas que lo acompañan o los hechos que pueden surgir del mismo, aunque la libertad de no tener que usar moldes es importante por volver más versátil la labor del hormigonado.

Desde el punto de vista de la dosificación del cemento representa entra 300 y 375 kg/m3 con medidas sobre la relación agua y cemento, donde se aproxima a 0,40 y 0,56, por ello los resultados físicos pueden ser sumamente óptimos obteniendo un trabajo rendidor y durable en el tiempo por encima de todo, pero que requiere de un estudio previo. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *