Fisuración del hormigón: Causas, Tipos, ¿Cómo prevenir?

Fisuración del hormigón

El hormigón es reconocido como uno de los materiales más fuertes en la construcción, pero que ocurre cuando observas grietas y pequeñas fisuras sobre este; inmediatamente piensas que la estructura y la fortaleza de la obra está comprometida. Por lo anterior, hoy hablaremos acerca de la fisuración del hormigón; porque ocurre, cuando es grave y como se lleva a cabo la reparación de fisuras en hormigón.

¿Qué es la fisuración del hormigón?

En esencia la fisuración del hormigón responde a una serie de causas físicas, que generan fisuras sobre el material. Pequeñas fracturas de apenas milímetros de profundidad pueden surcar toda la superficie, pero esto no significa que la estructura pierda fortaleza.

No obstante, es sumamente importante estudiar cada caso; ya que algunas fisuras con el tiempo pueden convertirse en grietas.

Diferencias entre grietas y fisuras

Cuando se está ante una fisuración del hormigón es muy importante definir si se trata de una grieta o una fisura.

Una fisura se caracteriza por ser superficial, esta no tiene mayor profundidad en el hormigón ni se extiende de un extremo a otro. De ser una rotura que va desde un lado a otro con mayor profundidad, se está en presencia de una grieta.

Las fisuras al ser de carácter superficial no comprometen la fuerza de la obra. No obstante, debe ser estudiada su aparición; ya que no es común y las fisuras en hormigón pueden convertirse en grietas a futuro.

Las grietas por su parte indican que algo fallo en el diseño y la estructura está comprometida, sobre todo si hacen aparición en vigas o columnas.

¿Cómo prevenir la fisuración del hormigón?

Causas de fisuración del hormigón

La fisuración del hormigón puede responder a diferentes factores, desde los que tienen que ver con los cambios climáticos hasta los que involucran directamente la proporción de los materiales de construcción.

Fundamentalmente las fisuras en hormigón ocurren por:

  • Hay sobrecarga, falta de soporte o tensión sobre el material. Una fisura en solera de hormigón u otra estructura en este material, puede deberse a que no hay apoyo suficiente, cuando esto ocurre hay que estudiar a profundidad el caso.
  • Asimismo, si durante la construcción de la estructura hay cambios bruscos de temperatura, el fraguado del hormigón puede ser irregular y dar aparición a fisuras muy superficiales.
  • Al preparar el cemento con hidratación en temperaturas altas puede ocasionar la fisuración en hormigón.
  • Si se utiliza más agua de la necesaria en la preparación del hormigón hay un alto riesgo de roturas.
  • Es muy importante la preparación del cemento, ya que si no se aplica la cantidad exacta de elementos puede ocurrir fisuras en hormigón. Aplicar mucho cemento a la mezcla no añade fortaleza, todo lo contrario puede aumentar la posibilidad de aparición de roturas.
  • Lo anterior aplica también con los añadidos químicos; ya que una reacción álcali-sílice también puede ocasionar fracturas leves sobre el hormigón.
  • Además, si hay cierta corrosión de las estructuras metálicas que harán contacto con el hormigón, como reacción puede generarse fisuras.
  • Por si fuera poco, ciertas condiciones climáticas, como: vientos muy calientes o fríos, extremo calor o frio y similares pueden ocasionar que el fraguado del hormigón sea irregular.

En muchos casos las fisuras no presentan riesgos, pero es importante su prevención, clasificación, estudio y reparación, de esta manera se previene daños estructurales en la obra.

Tipos de fisuración del hormigón

Hay tres tipos básicos de fisuras en losas de hormigón y demás estructuras de este material, que son:

Fisuras en hormigón por contracción de fraguado  

Son comunes estas fisuras en losas de hormigón finas, de poco espesor que se secan rápidamente. Esto debido a como actúa el sol sobre la mezcla de hormigón.

Además, también pueden ocasionarlas diversos factores climáticos, como:

  • La humedad relativa del ambiente
  • Viento excesivo 
  • Mucho sol

Son fisuras que se caracterizan por una apariencia serpenteante, muy superflua y en todas direcciones.

Fisuras en hormigón por retracción hidráulica por secado lento

Estas por su parte aparecen en estructuras donde el hormigón tiene un secado lento, por ejemplo: mesones empotrados, suelos de hormigón de gran espesor y similares. 

Ocurren cuando no se realizan juntas de contracción con sus respectivas separaciones.

En cuanto a la apariencia de este tipo de fisuras son: de grosor mayor al de las anteriores, aparecen en sentido de la marcha y son constante sobre la superficie.

Fisuras en hormigón por entumecimiento

Las fisuras por entumecimiento ocurren por el exceso de expansivos en la mezcla de hormigón, que accionan un incremento en este ocasionando las roturas. Es decir, el cemento aumenta su volumen y esto altera la estructura de forma negativa, ocasionando fracturas.

Adicional, este tipo de roturas puede aparecer por congelación y descongelación, también por la oxidación de la estructura metálica que está en contacto con el hormigón y hasta por los ataques de sulfatos.

grietas y fisuras

¿Cómo prevenir la fisuración del hormigón?

La fisuración en hormigón puede evitarse si se tiene especial cuidado durante la construcción, en este punto hay tres aspectos claves que pueden atenderse:

  • Primero atender con cuidado la preparación del hormigón, debe tener la cantidad de agua correcta y los añadidos químicos se aplicarán tomando en cuenta la cantidad de cemento y agua de la mezcla y otros factores que puedan afectar su absorción. Asimismo, no se aplica cemento de más a la mezcla.
  • El segundo aspecto a atender es, estudiar la tensión sobre los materiales, de esta forma se evita sobrecargar las estructuras y la aparición de fisuras en hormigón a futuro.
  • Y, por último, tener mayor cuidado y atención al trabajar en condiciones climáticas extremas, ya que estos aspectos externos pueden ocasionar fisuras.

Por si fuera poco, es muy importante atender la preparación del área antes de realizar cualquier vaciado con hormigón. 

Por ejemplo: 

Si las estructuras metálicas que reforzarán la obra tienen oxido es importante que sean reemplazadas o tratadas, ya que el óxido puede generar fisuras en hormigón. Otro caso sería al construir un suelo de hormigón; pues se debe limpiar la superficie y colocar una malla que evite la rotura interna del material antes del vaciado.

Si se prepara correctamente la zona y se ha estudiado y determinados los puntos de tensión, las fisuras no deben aparecer. No obstante, si han aparecido se puede optar por la reparación de fisuras en hormigón.

Reparación de fisuras en hormigón

Si tienes fisuras en solera de hormigón, fisuras en losas de hormigón o cualquier tipo de rotura sobre este material hay maneras de repararlas. Para ello se ocupan ciertos materiales o dependiendo de la gravedad de la fisura se hace un reemplazo de la parte.

Si las fisuras son superfluas y sólo afectan la estética de la obra, se pueden solucionar fácilmente con la aplicación de ciertos materiales inyectados sobre las roturas. Puede parecer un procedimiento sencillo, pero requiere de experticia y experiencia para que el acabado sea perfecto; ya que dependiendo de la zona a tratar se puede requerir la aplicación de otras técnicas.

Cuando las fisuras son muy profundas o ya hay evidencia de agrietamiento en la estructura, se opta por el reemplazo de la parte. Este tipo de procedimiento debe ser llevado a cabo por un profesional en el área, ya que cualquier paso en falso puede comprometer la fortaleza de la obra.

Si tienes fisuras de algún tipo, puedes contactarnos somos expertos y te daremos la mejor solución a tu problema. ¿Quieres saber más? Llámanos y con mucho gusto te atenderemos, somos los especialistas del hormigón a tu servicio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *